Laboral

Mediante la Ley 2088 de 2021 se reguló lo concerniente al trabajo en casa, entendido este como la habilitación para el trabajador de desempeñar transitoriamente sus funciones o actividades laborales por fuera del sitio donde habitualmente las realiza, sin que lo anterior implique una modificación en la naturaleza del contrato o una desmejora laboral.

¿Cuándo aplica el trabajo en casa?

Cuando se presentan circunstancias ocasionales, excepcionales o especiales que impiden que el trabajador pueda realizar sus funciones en su lugar de trabajo y que además sea posible el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (en adelante “TIC”) para realizar la labor contratada.

¿Cuál es el procedimiento?

Previo a la implementación del trabajo en casa es necesario contar con un procedimiento para garantizar el uso adecuado de las TIC, deben establecerse medios que permitan un seguimiento y comunicación constante, y debe garantizarse la desconexión laboral. Para la implementación del trabajo en casa se debe notificar al trabajador por escrito, indicándose el periodo en que estará vigente esta modalidad. El periodo inicial de trabajo en casa es de 3 meses, prorrogables por una única vez hasta por 3 meses; sin embargo, hasta tanto persistan las circunstancias excepcionales, ocasionales o especiales que le dieron origen se podrá prorrogar.

¿Quién brinda los equipos para el trabajo en casa?

El empleador es el responsable de entregar los equipos necesarios y realizar las capacitaciones en competencias digitales para la ejecución de la labor, salvo que se llegue a un acuerdo con el empleado y sea éste quien ponga a disposición sus propias herramientas. Así mismo, el empleador debe actualizar los datos de los trabajadores ante la ARL, indicando expresamente la dirección desde la cual se prestará el servicio.

¿Hay modificación en las condiciones iniciales del contrato de trabajo?

Los salarios, prestaciones sociales y demás acreencias laborales deben pagarse en los mismos términos en que se venían reconociendo, con la única diferencia de que el auxilio de transporte legal se convierte en auxilio de conectividad para quienes devenguen hasta 2 salarios mínimos legales mensuales vigentes. El auxilio de conectividad se tiene en cuenta para el cálculo de prestaciones sociales.

Quedaremos a su disposición en caso de que surja alguna inquietud.

Cordialmente,

CONTEXTO LEGAL ABOGADOS