El ofrecimiento de productos de consumo masivo es objeto de interés permanente para el regulador. La gestión de atributos de seguridad y salubridad de los productos, la promoción de una competencia económica legítima y la relevancia de las relaciones entre fabricantes, expendedores y consumidores requiere aproximación interdisciplinaria aún en asuntos legales.